Migrant Legal Action Program
Migrant Legal Action Program

Migrant Education

The federal government began a broad-scale effort to improve the lot of America's migrant and seasonal farmworkers in the 1960's. This effort resulted in large part from the landmark documentary, Harvest of Shame, produced by Edward R. Murrow and telecast on CBS television at Thanksgiving in 1960. Awareness of the poverty and hardships endured by families who migrated to harvest fruits and vegetables to feed hungry Americans led to a call for action at the highest level. The first major government program addressed health concerns, and other programs were created to focus on housing, working conditions, and training for other employment. Then came education.

The passage of the Elementary and Secondary Education Act (ESEA) in 1965 committed the federal government to help schools, especially in providing extra help to children who were disadvantaged by poverty and its effects. In the fall of 1966, Congress amended the ESEA to create the Migrant Education Program to address the special educational needs of mobile farmworker children.

The first programs for migrant children were implemented in the fall of 1967 with a total federal allocation of $9 million.

Today the Migrant Education Program serves more than 537,000 children in all 50 states. The Federal commitment was $393,236,376 for the 2012 federal fiscal year which began October 1, 2011 and ended September 30, 2012. With those funds, states and local schools provide a broad range of instructional and support services to supplement regular classroom instruction and help overcome barriers arising from mobility and educational disruption. Most states offer special programs in the summer. Many states make special efforts to reach pre-school children and older out-of-school youth who have not graduated.

The Title I, Part C Migrant Education Program (as it is now called) faces unique challenges in locating and enrolling children who move, in exchanging academic and health information, and in facilitating the transfer of high school credits. Many innovative approaches have been developed, including pioneer applications of technology. From an internal database begun in 1971 to nationwide distance learning programs in the early nineties, the program now offers online courses, mobile computer labs, and other innovative solution, satellite feeds.



English Language Learners
Under Construction


• Key Terminology for English Language Learners

ELL – An “English Language Learner” is a native speaker of another language in the process of learning English -- also referred to as “Limited English Proficient” or “LEP.”

ESOL – “English for speakers of other languages” is the currently accepted term for programs teaching language skills to students from non-English speaking backgrounds. This term replaces the term “English as a Second Language” or “ESL.”

LEP – “Limited English Proficient” is a term used by the federal government and by many state and local schools districts to identify and categorize students whose English is insufficient to succeed in English–only classrooms.

FEP – “Fluent” or “Fully English Proficient” is the term used to identify students who are from backgrounds where English is not the primary language spoken but have attained an English proficiency level which enables them to succeed in an English-only classroom.

TESOL – “Teaching English to Speakers of Other Languages” refers, in general, to the discipline of teaching English to non-native speakers but also to the international professional organization of educators involved with teaching English as an additional language.

Title III -- The portion of the No Child Left Behind Act authorizing appropriations and establishing standards for English language acquisition programs in schools. The focus of the title is on assisting school districts in teaching English to Limited English Proficient students and in helping these students meet the standards required of all other students.

OELA – The “Office of English Language Acquisition”, Language Enhancement, and Academic Achievement for Limited English Proficient Students is an office of the U.S. Department of Education which administers the Title III ESL programs.

BICS – “Basic Interpersonal Communication Skills” are often referred to as "playground English" or "survival English.” BICS are the basic language ability required for face-to-face communication and usually acquired first by ELL students. However, BICS are not sufficient to meet the cognitive and linguistic demands of an academic classroom.

CALP – “Cognitive Academic Language Proficiency” is the linguistic ability necessary for more formal language usage and is typically found in academic texts and settings. This proficiency generally develops with schooling and takes ELL students longer to develop than BICS.

L1: A student's first or primary language, generally the language spoken at home.

L2: A secondary or additional language a student learns or is in the process of learning after a first language has already been acquired.

LMS – “Language Minority Students” are students living in countries where their first or primary language is not the dominant language. These students generally have no or limited proficiency in the dominant language.

Language Majority Students -- Students whose first language is that of the majority population.


For a comprehensive glossary of key terminology relevant to educational programs, please visit the U.S. Department of Education, Office of Civil Rights website at: http://www.ed.gov/about/offices/list/ocr/ell/glossary.html

The full text of No Child Left Behind can be viewed at: http://www.ed.gov/policy/elsec/leg/esea02/index.html

 

Información sobre la educación migrante

El gobierno federal emprendió un gran esfuerzo para mejorar las condiciones de los trabajadores agrícolas migrantes y temporeros en los Estados Unidos a partir de los años 1960. Esta iniciativa nace del importante documental Harvest of Shame (“Cosecha de la vergüenza”) producido por Edward R. Murrow y transmitido por la emisora norteamericana CBS durante el Día de Acción de Gracias en el año 1960.

Tras conocer la pobreza y las dificultades que afligían a las familias migrantes, el pueblo estadounidense reclamó que se respetaran los derechos de los trabajadores que cosechaban las frutas y verduras para el sustento diario del país. El primer programa gubernamental enderezó asuntos de salud y se crearon otros programas para mejorar el alojamiento, las condiciones laborales y el entrenamiento de los trabajadores migrantes. Establecidos estos programas, el gobierno se enfocó en la educación.

La aprobación de la Ley de Educación Primaria y Secundaria (ESEA, por sus siglas en inglés) en el 1965 obligaba al gobierno a ayudar a las escuelas, sobre todo en materia de brindar apoyo a los niños desventajados por la pobreza. En el otoño del 1966, el Congreso enmendó la ESEA, creando así el Programa de Educación Migrante para enderezar las necesidades especiales de niños de familias migrantes.

Los primeros programas para los niños migrantes se implementaron en el otoño del 1967 con una asignación federal de $9 millones.

Actualmente el Programa de Educación Migrante ayuda a más de 537.000 jóvenes en todos los 50 estados. La asignación federal para el año fiscal 2012 (el cual comenzó el 1 de octubre del 2011 y terminó el 30 de septiembre del 2012) fue designada a un valor de $393.236.376. Con estos fondos, las escuelas estatales y locales brindan una gran variedad de servicios de apoyo que complementan la enseñanza en clase y ayudan a superar las barreras que tienen sus raíces en la disrupción educativa provocada por la movilidad. La mayoría de los estados ofrecen programas especiales durante el verano, y muchos hacen esfuerzos especiales para ayudar a niños del pre-kinder y jóvenes que han dejado sus estudios sin graduarse.

El Programa de Educación Migrante, Título I, Sección C (como se le conoce hoy en día) enfrenta desafíos en ubicar y matricular a estudiantes que se mudan, en intercambiar información académica y médica y en facilitar la transferencia de créditos académicos. Numerosas estrategias se han desarrollado, las cuales incluyen aplicaciones de tecnologías novedosas. De una base de datos interno establecido en el 1971 a programas de aprendizaje a larga distancia a principios de los años 1990, el programa ahora ofrece cursos virtuales, laboratorios de tecnología móviles y otras soluciones innovadoras.

Aprendices del idioma inglés
En construcción


• Terminología relevante a los aprendices del idioma inglés

ELL – Un aprendiz del idioma inglés que tiene como lengua maternal otro idioma y que se encuentra en el proceso de aprender inglés – también se le conoce como “hablante de dominio limitado” (“LEP”).

ESOL – “Inglés para hablantes de otros idiomas” es el término más aceptado actualmente para referirse a programas que les enseñan habilidades lingüísticas a estudiantes de orígenes no anglófonos. Este vocablo reemplaza el término “inglés como segundo idioma” o “ESL”.

LEP – “Dominio limitado del inglés” es un término utilizado por el gobierno federal y por muchos distritos escolares estatales y locales para identificar y categorizar a estudiantes cuyo inglés no es suficiente para estudiar en salones de clase donde el inglés es el único idioma de enseñanza.

FEP – “Pleno dominio” es el término utilizado para identificar a alumnos que vienen de hogares en donde el inglés no es el idioma principal pero que han alcanzado un nivel de dominio del inglés que los ayuda a estudiar en un salón de clase anglófono.

TESOL – “Enseñando inglés a hablantes de otros idiomas” se refiere, en general, a la enseñanza del inglés a hablantes no nativos pero también a la organización profesional de educadores involucrados con la enseñanza del inglés.

Title III – La parte de la Ley No Child Left Behind que autoriza las apropiaciones y establece normas para la adquisición del idioma inglés en las escuelas. El enfoque de la ley es ayudar a los distritos escolares en enseñar el inglés a estudiantes con dominio limitado y ayudar a estos alumnos a alcanzar el mismo nivel que sus compañeros.

OELA – La “Oficina de Adquisición del Idioma Inglés” es una oficina del Departamento de Educación que administra los programas de Title III ESL.

BICS – “Habilidades básicas de comunicación interpersonal” suele referirse a un inglés muy básico. BICS representan las habilidades básicas que se requieren para la comunicación interpersonal y suelen ser las primeras adquiridas por los estudiantes ELL. Sin embargo, BICS no tienen el dominio necesario para lidiar con las exigencias de un salón de clase anglófono.

CALP – “Dominio del lenguaje académico cognitivo” es la habilidad lingüística necesaria para el uso más formal del idioma y suele hallarse en textos y situaciones académicos. Este dominio suele desarrollarse con la enseñanza y les cuesta más a los estudiantes ELL.

L1: La lengua materna o primaria de un(a) alumno(a), y suele ser el idioma que se habla en el hogar.

L2: El segundo idioma que un(a) estudiante aprende o se encuentra en el proceso de aprender.

LMS – Los “estudiantes de minorías lingüísticas” son estudiantes que viven en países en donde su lengua materna o primaria no es el idioma dominante. Estos estudiantes no suelen tener buen dominio del idioma dominante.

Language Majority Students – Estudiantes cuya lengua materna es la de la mayoría de la población.

 

Para ver terminología relevante a los programas educativos, consulte la página web de la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación de EE.UU., http://www2.ed.gov/about/offices/list/ocr/ell/glossary.html

El texto completo de No Child Left Behind puede hallarse en: http://www2.ed.gov/policy/elsec/leg/esea02/index.html